El delantero estrella del seleccionado luso vivió momentos emotivos en el duelo ante Ghana por la primera fecha del Grupo H y batió un récord