La verdad es que las premisas que les mencionaos anteriormente son fundamentales a la hora de hacer un buen diseño, y eso solo lo podremos obtener cuando nos decidimos a trabajar con verdaderos profesionales dentro de esta rama, los cuales son capaces de crear objetos tan maravillosos, que de solo verlos estaríamos dispuestos a pagar todo nuestro dinero para llevarlos a casa.

1) Para los que tienen problemas visuales, ir al supermercado no será un conflicto con estos carritos que traen una lupa incorporada para poder leer bien las especificaciones de los productos.

2) Este bar tiene una barra que viene con la temperatura adecuada para mantener siempre fría tu bebida.

4) Nada como encontrarse en una tienda de comestibles un coco que ya viene con su abrefácil incorporado.

5) Los chicles usados los puedes envolver con este papel especial que traen los envases de chicles en Japón.

6) El recipiente de mantequilla de este restaurante viene con una tapa diseñada para funcionar también como cuchillo para untar.

7) Una maleta de viaje que trae en la manilla un peso digital para indicar cuántos kg llevas dentro.

8) Esta bolsa de nueces trae un diseño bastante divertido que describe perfectamente su contenido.