Kayley Stead, una mujer del Reino Unido, continuó adelante con la celebración de su boda, aún cuando el novio decidió ya no casarse.

 

La joven de 27 años, decidió llevar a cabo la fiesta, con todo y damas, para así convertir una situación
negativa en una positiva.
Puede ser una imagen de 4 personas, personas de pie y torta
La inspiradora mujer cortó su pastel de bodas, tuvo su primer baile con los padrinos de su exnovio, sus hermanos y su padre e incluso hizo su gran entrada cantando “Good as Hell” de Lizzo.
Kayley explica que está feliz con la decisión que tomó, pues ni todos los meses previos planeando la boda ni el dinero gastado fueron desperdiciados.
Puede ser una imagen de 7 personas y personas de pie

Actualmente sus amigas están recolectando dinero a través de GoFundMe para lograr pagar todos los gastos de la recepción de la “boda”.