Un zoológico enjaula a los visitantes y libera a los animales. Quienes asisten son encerrados con piezas de pollo atadas a sus alrededores, para incentivar a los animales a que se acerquen. Lo hacen para ver a los animales desde otro punto de vista.

 

El zoológico chino Lehe Ledu en Chongqing, es bastante particular, podría decirse que allí el mundo va al revés.  Es que los visitantes son encerrados en jaulas rodantes mientras los animales se pasean libremente por las instalaciones.

A los visitantes se les entregan trozos de carne fresca para que puedan darselos a los animales. ¿Cómo? A través de un orificio en los vehículos, lo cual resulta seguro para los turistas cuando se lo ofrecen a los tigres o leones, por ejemplo

 

Crédito: China View TV (YouTube).

El objetivo es ver a los animales desde otro punto de vista. Para muchos de los visitantes, se trata de una experiencia llena de adrenalina porque, en lugar de observar desde cierta distancia, ahora se tiene la oportunidad de verse cara a cara con los depredadores.