Una mujer creyente en el diablo le hizo fiesta de cumpleaños a su pequeña hija pero el pastel y todos los adornos representaban al mismo Demonio.

 

Los invitados al enterarse de la situación decidieron no ir a pararse a la fiesta quedando todos los pasteles y la comida.

La mujer decidió subir este pequeño evento a la plataforma de Tiktok recibiendo críticas pero también varios usuarios le aconsejaron que fuera a hacerse una evaluación psiquiátrica