Deivinson, un joven colombiano, se viralizó por vender elotes asados con sal, a un costado de la Torre Eiffel, en París.

Su puesto se conforma de un carrito de súper, una olla donde mantiene calientito el producto y una bolsa de plástico para colocar la basura.

Puede ser una imagen de 6 personas, personas de pie y al aire librePuede ser una imagen de 4 personas y personas de pie

“¡Maíz, maíz maíz!” dice para atraer clientes, a quienes pide que apoyen a las personas que venden comida en la calle, pues “puede que sea la manera en la que llevan comida a sus hogares”.

“Amigos, nos encontramos desde la Torre Eiffel, en París. Soy de Colombia y esto es para las personas que a veces se encuentran en la calle vendiendo un tinto o una arepa. Quiero decirles que tal vez esto es el trabajo de muchas personas, colaboremos cuando haya una persona vendiendo un tinto, una arepa, una empanada”, explicó.